Sistema de 32 ó 64 bits ¿Qué significa? ¿Cuál es mejor?

Los 32 bits van de camino a morir. Prácticamente todas las versiones instaladas en Windows 10 son de 64 bits, y desde mayo del 2020 la Update ya no hace builds de 32 bits o ya no lo tendrán a disposición. Sin embargo, muchos programas todavía están disponibles sólo en versiones de 32 bits, y Microsoft acaba de migrar uno en pleno 2021.

Hablamos del cliente de OneDrive para Windows 10, que hasta ahora sólo estaba disponible en su versión de 32 bits. Esta semana, Microsoft ha lanzado la versión de 64 bits para usuarios del programa insider. Si las pruebas van bien, el cliente llegará a todos los usuarios de Windows 10 en su versión estable antes de que termine el mes de abril.

Pero: ¿Qué significa que mi CPU sea de 32 bits?

En el mundo de la informática, los 32 y 64 bits se refieren al tipo de unidad central de proceso o CPU, al sistema operativo, los drivers y el software. Todos ellos utilizan una misma arquitectura. De esta manera todos los componentes hablan el mismo idioma, y pueden funcionar correctamente los unos con los otros.

Por lo general, las arquitecturas más utilizadas hoy en día son dos, por un lado están los de 32 bits, a cuyo software es conocido también como x86, y por otra el hardware de 64 bits cuyo software se conoce también como x64.

Las nomenclaturas se refieren a como se almacenan los datos. Como su nombre sugiere, los sistemas de 32 bits almacenan sus datos en piezas de 32 bits, mientras que los otros lo hacen con piezas de 64 bits. Esto quiere decir que por lo general, al trabajar con palabras más grandes puedes hacer más en menos tiempo.

El que tu ordenador tenga 32 o 64 bits depende de algunos aspectos, siendo el principal de ellos la edad. Seguramente si vas a comprar un ordenador hoy en día tendrás de seguro que su arquitectura es de 64 bits. Pero todavía hay personas o instituciones con equipos muy antiguos de 32 bits.

Apple a implementado esta arquitectura desde el 2009 con Snow Leopard, y como tiene el control de su hardware y su sistema operativo poco a poco han ido haciendo de esta arquitectura la única opción en sus equipos de sobremesa. Por lo tanto, las aplicaciones para estos ordenadores también suelen ser casi siempre de 64 bits.

La diferencia – La principal diferencia entre ambas arquitecturas es que los procesadores de 32 bits no son capaces de gestionar tanta memoria RAM como los de 64 bits. Tengas en tu ordenador 8 o 16 GB de RAM, un sistema operativo de 32 bits sólo pueden aprovechar un máximo de 4 GB. Las de 64 bits pueden utilizar muchísima más, teóricamente hasta 16 Exabytes, unos 16 millones de Terabytes.

Aún así de momento estamos lejos de que haya ordenadores domésticos capaces de montar tanta RAM, y desde luego los sistemas operativos tampoco llegan a esas cantidades en sus topes. Por ejemplo, la versión Home de Windows 10 de 64 bits puede trabajar con hasta 128 GB, y la versión Pro puede con hasta 512 GB de RAM.

Esto es importante dependiendo del uso que le des al ordenador, ya que afecta directamente a la multifunción. Con 3 o 4 aplicaciones abiertas a la vez un procesador de 32 bits podría funcionar bien, pero si abres más necesitarás más RAM, por lo que no puedes utilizar tantas como en los sistemas de 64 bits.

Bueno mi recomendación es que te digitalices con un equipo capaz de satisfacer las necesidades tecnológicas de hoy en día, vamos no te quedes en la edad de piedra, no tengas miedo, piensa diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *